El día en que finalmente empecé un blog

Después de muchos meses de tener la idea de empezar un blog en la cabeza, por fin me he animado a crear Dulcereza. ¿De qué trata Dulcereza? ¿Por qué Dulcereza? ¿¡Qué está pasando aquí!? Básicamente, no tengo muchas personas con las que compartir mi pasión por los videojuegos, por lo que decidí crear un pequeño espacio en Internet donde pueda sacar mi frustración por lo juegos de granjitas y los MMOs.

Se estarán preguntando ¿de dónde salió esta niña? Soy de un rancho de México conocido como Monterrey, en el noreste de México. Estudie diseño industrial y ahora me dedico más o menos a eso. Tengo tres perros y tres gatos y me gustan los videojuegos, principalmente los juegos casuales y los MMOs. Pero no discrimino, me gusta probar de todo.

Los inicios.

Recuerdo hace muchísimos años (ayñ) que mi papá nos compró un Nintendo NES y un Mario y el de Duck Hunt. En ese entonces solo veía a mi hermano mayor jugar y me dedicaba al Duck Hunt, era pésima pero me divertía mucho. No fue hasta tiempo después cuando salió el Game Boy Color y me regalaron el Pokemón Blue cuando empecé a amar y disfrutar los videojuegos.

Mini Dulce y su hermanita.

Pokemon Stadium, Ocarina of Time, Tales of Symphonia y los juegos de pelea de las maquinitas de un peso en la salida de la escuela me acompañaron hasta que descubrí Ragnarok Online. Ahí fue donde aprendí que jugar con otras personas es mucho más divertido. Cambió mi vida por completo. :’)

Y sin querer sonar cliché, el resto es historia. Historia que podrán encontrar aquí, en Dulcereza. <3

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.